MEDICINA ESTÉTICA

La circulación es más importante de lo que piensas

Hoy quiero hablarte sobre un tema al que no solemos prestar la atención que deberíamos, la circulación. Se trata de una de las funciones más importantes de nuestro organismo porque la sangre es la encargada de suministrar el oxígeno al cerebro y a todos los órganos, e igualmente contribuye a que la piel se oxigene, luzca saludable y se produzca un adecuado crecimiento celular. Es decir, la circulación es fundamental para nuestra salud y belleza.

Para favorecer esta función existen una serie de hábitos que debemos incluir en nuestra rutina diaria y, además, en función de cada caso, pueden aplicarse una serie de tratamientos que de forma natural logran que la circulación retome unos niveles correctos que hagan que nos sintamos bien por dentro y por fuera.

 

Empecemos por lo primero:

Realizar ejercicio de forma regular, como por ejemplo caminar o nadar.

– Llevar una dieta equilibrada: no abusar de los alimentos procesados, ni de la sal, e ingerir productos naturales. Cabe señalar que el jengibre y el tomate, entre otros, son alimentos que mejoran la circulación. Asimismo, también es importante beber agua.

– Masajes de drenaje linfático.

No fumar y moderar el consumo de alcohol.

 

Asimismo, en la clínica realizamos una serie de tratamientos indicados para mejorar la circulación de una forma natural y no invasiva. Gracias a ellos lograrás evitar la aparición de varices y celulitis, entre otras afecciones propias de una mala circulación. 

Presoterapia: es una técnica de drenaje linfático mediante un sistema especial de cámaras de aire, destinado a desbloquear los mecanismos de limpieza del organismo. Con ello se consigue eliminar aquellas sustancias tóxicas y líquidos, estimular la circulación y aumentar la oxigenación y los nutrientes a todos los órganos y tejidos involucrados en el tratamiento.

Carboxiterapia: el proceso consiste en la aplicación de micro inyecciones localizadas de CO2 mediante un equipo diseñado especialmente para este fin, de manera que se logra un aumento de la velocidad del flujo sanguíneo. Está indicado para la celulitis, la obesidad localizada y la circulación periférica, entre otros aspectos.

LPG: es una técnica no quirúrgica basada en la mecanización del tejido conjuntivo. Para ello se utiliza un aparato motorizado con dos rodillos ajustables y una succión variable que crean un pliegue cutáneo, de manera que la dermis se pliega y despliega suavemente bajo la acción continua de los rulos, lo que permite la movilización uniforme y regular del tejido profundo.

 

Además de estas tres técnicas, en la clínica contamos con otros tratamientos para mejorar la circulación que logran resultados muy eficaces. Si deseas adquirir más información, puedes contactarnos a través del 941 250 025 para reservar una cita con la doctora y que te asesore de forma totalmente gratuita. ¡No te olvides de tu circulación!

Últimas Entradas

¡Radiofrecuencia con inteligencia artificial! Nuestra última adquisición

No podemos estar más contentas de presentaros el nuevo tratamiento que acabamos de incorporar en la clínica de Medicina Estética de la doctora Humildad Ruiz: la Radiofrecuencia Fraccionada EXION.
leer más >

Tu mejor cara: Hydrafacial

Llega el buen tiempo, y con él, las ganas de lucir un aspecto más rejuvenecido y con más vitalidad aumentan. Lo sabemos, y por eso hoy queremos hablarte del tratamiento Hydrafacial, ya que aporta una mejoría global al rostro. Además, de una forma muy cómoda y nada invasiva.
leer más >