Hifu 

¿En qué consiste?

El HIFU es una tecnología basada en Ultrasonidos Multifocales Intensos. Está desarrollada para el tratamiento de la flacidez en cara, cuello y escote, es una tecnología que funciona aplicando energía procedente de los Ultrasonidos, calentando el tejido cutáneo.


El punto más importante de los Ultrasonidos focalizados es que actúan sobre el tejido por partida doble. En primer lugar, sobre los tejidos profundos y estructurales denominados SMAS (tejido fibroso que une el músculo con la piel) y que es el verdadero sostén de nuestra estructura facial. En segundo lugar, calienta el tejido dérmico. Hasta ahiara ninguna tecnología llegaba a niveles tan profundos de la piel. De ahí que sea considerado como un verdadero Lifting sin Cirugía.


Su efecto es una contracción de las fibras de colágeno estimulando la producción den colágeno nuevo y elastina. El tratamiento es muy eficaz para tensar y tonificar cara completa, zona mandibular, cuello y escote, así como para elevar la zona de las cejas. También se están obteniendo buenos resultados en la cara interna de brazo y muslos.
Es un tratamiento algo molesto pero tolerable por lo que no requiere de anestesia.

Permite continuar nuestra vida social y laboral inmediatamente pudiéndose realizar en cualquier época del año incluso en verano. Aunque no sustituye a la cirugía, hoy por hoy es el tratamiento alternativo con mejores resultados. Para obtener unos resultados óptimos, aconsejamos combinarlo con otros tratamientos estimuladores de colágeno (Hidroxipatita Cálcica, Policaprolactona) entre otras.

Beneficios

  • Estimulación del nuevo colágeno y elastina
  • Reafirma y mejora la elasticidad de la piel
  • Reduce las líneas de expresión y tensa el tejido
  • Elimina el tejido graso no deseado
  • Tratamiento no invasivo y sin postoperatorio

Riesgos y posibles complicaciones

  • Posibles estadios temporales de leve inflamación en el área tratada
  • Dolor local leve pasajero
  • Eritema local transitorio