Tratando los problemas faciales más frecuentes entre las personas de 30 y 40 años

Hoy nos toca abordar los problemas faciales más comunes que atendemos en la clínica entre las personas de entre 30 y 40 años, y aquellos tratamientos con los que logramos darle una solución. Nuestro catálogo de técnicas faciales incluye una gran variedad y se adapta a cada caso en particular, consiguiendo así dar respuesta a todos vuestros deseos relacionados con la belleza, la salud y el bienestar.

Estos problemas son los siguientes:

- Ganar luminosidad en la piel: el paso del tiempo y el efecto de agentes externos producen que nuestro rostro pierda vitalidad progresivamente y luzca sin vida, firmeza y elasticidad. Es por ello que muchos pacientes reclaman un incremento de luminosidad que les devuelva el brillo perdido. Para ello, utilizamos tratamientos como la IPL, Hydrafacial y la inyección de vitaminas:

     * IPL: este tratamiento de fotorrejuvencimiento se basa en el empleo de la luz pulsada intensa para mejorar la textura de la piel y la laxitud cutánea, entre otras afecciones, mejorando de manera integral la apariencia del rostro. De esta manera, la piel tratada muestra una formación importante de nuevo colágeno, dotándole de luminosidad y aportando firmeza a las estructuras de la piel.

     * Hydrafacial: este tratamiento elimina las células muertas de la piel y extrae las impurezas, bañando al mismo tiempo la nueva piel con sérums que limpian, hidratan y tonifican la dermis. De este modo, este tratamiento devuelve al rostro su vitalidad haciéndole lucir firme y terso.

     * Vitaminas: la inyección de sustancias beneficiosas para la piel, como vitaminas y anti-oxidantes, es una técnica ideal para tonificar, revitalizar, dar luminosidad, hidratar y nutrir la piel, otorgándole así una fuerza renovada.

 

- Recuperar la tersura de la piel, la naturalidad de rasgos y eliminar las arrugas: que las estructuras de la piel pierdan volumen y la piel su firmeza es un proceso natural que, además, se suma a la aparición de arrugas. Para su tratamiento, logramos muy buenos resultados con la aplicación de ácido hialurónico y bótox:

     * Ácido hialurónico: Además de hidratar en profundidad, las propiedades del ácido hialurónico ayudan a reparar la piel y luchar contra los signos del envejecimiento, como las arrugas. Esta sustancia es muy popular porque además aporta firmeza y elasticidad a la piel, promoviendo la creación de colágeno y la elastina, dando un soporte más potente a la piel.

     * Bótox: Se trata de un medicamento producido por la bacteria del botulismo gracias al que se eliminan o atenúan las arrugas, logrando además recuperar así la tersura de la piel, dotándola de firmeza y elasticidad.

 

Como puedes ver, no eres la única persona que busca mejorar su rostro de manera integral y recuperar su firmeza, elasticidad, vitalidad y luminosidad. ¡Llámanos al 941 25 00 25 y reserva una cita con la doctora Humildad Ruiz para que te asesore sobre la mejor opción para ti!