Celulitis y flacidez, de los problemas más comunes entre nuestros pacientes

Continuamos con esta serie de entradas en las que quiero compartir con vosotros los tratamientos que más demandáis como pacientes, tanto a nivel corporal como facial. De momento, tal como hicimos en la entrada de la semana pasada, estamos abordando aquellas técnicas que empleamos para mejorar problemas que tienen que ver con el cuerpo. En la última entrada os hablé de cómo el adelgazamiento y la grasa localizada eran de los problemas más frecuentes; pues bien, otras dos necesidades que soléis transmitirnos y que son muy comunes en nuestra clínica son la celulitis y la flacidez.

¡Te contamos cómo las tratamos!

1) CELULITIS: La celulitis, en mayor o menor medida, es una afección de la piel que sufren la gran mayoría de las mujeres, y que se basa en la aparición de depósitos irregulares de grasa en diferentes partes del cuerpo. Para abordarlo, normalmente, usamos tres tipos de tratamiento:

    a) Mesoterapia: consiste en inyectar en la dermis ,justo por debajo de la piel, pequeñas dosis de ciertos medicamentos homeopáticos de reconocida eficacia. Así, se consigue activar la circulación local y producir una combustión local de las grasas.

       b) Ondas de choque: esta técnica se basa en la aplicación de energía en forma de vibraciones, siendo ideal para el tratamiento anticelulítico, la aparición de las estrías, el rejuvenecimiento de la piel y aumento de su elasticidad.

     c) LPG Endermologie: es un sistema basado en la mecanización del tejido conjuntivo, para lo que se emplea un aparato motorizado con dos rodillos ajustables y una succión variable, creando un pliegue cutáneo. Entre otros beneficios, se encuentra la reducción de la retención de líquidos, favoreciéndose así el funcionamiento de los sistemas venoso y linfático.

2) FLACIDEZ: La flacidez es otro de los problemas estéticos que se encuentra muy generalizado entre las personas, puesto que la pérdida de la elasticidad corporal es propio del paso del tiempo y el envejecimiento. Para ello, aunque siempre en función de cada caso, solemos emplear la técnica HIFU y la Radiofrecuencia.

      a) HIFU: es una tecnología que consiste en Ultrasonidos Multifocales Intensos, cuyo efecto se basa en una contracción de las fibras de colágeno, estimulando su producción y la de la elastina, reafirmando así la elasticidad y la firmeza de la piel.

       b) Radiofrecuencia: esta terapia, no invasiva, produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo, favoreciendo el drenaje linfático y aumentado la circulación de la zona, lo que permitirá mejorar el funcionamiento del metabolismo.

 

Como ves, estos problemas son muy comunes en la clínica y para ello tenemos un variado catálogo de tratamientos para solucionarlo. ¡Si te gustaría lucir, por fin, el cuerpo que deseas, no dudes en llamarnos al 941 25 00 25 y reservar una cita con la doctora Humildad Ruiz para que te asesore de manera totalmente gratuita.