Dietas Personalizadas

Obesidad y Nutrición

La obesidad, sobrepeso o excesiva acumulación de grasa en el organismo, constituye uno de los primeros problemas de la salud a los que se enfrenta la sociedad actual.  Este aumento de la obesidad y de sus enfermedades asociadas es debido al cambio de los hábitos alimentarios y el exceso de sedentarismo del mundo occidental.

En primer lugar a la hora de enfrentarnos a esta enfermedad es importante hacer una historia clínica completa y analítica para descartar enfermedades metabólicas (hipotiroidismo). En consulta se estudian los hábitos dietéticos del paciente y se realiza un estudio de su metabolismo basal y el cálculo del gasto energético. Se pesa al paciente y se miden sus contornos para poder objetivar la evolución y respuesta al tratamiento.

Tras la realización de un estudio personalizado se hará un abordaje multifactorial y a largo plazo: vida menos sedentaria, ejercicio físico, dieta individualizada en función del objetivo, gustos, circunstancias y obligaciones sociales y profesionales del paciente.  Esta dieta formará parte de un plan de aprendizaje y hábitos de una alimentación sana y equilibrada, acompañada o no de la farmacoterapia.

Se realizará un seguimiento médico continuado (control de peso, tensión arterial, medición de grasa corporal, cambio de dieta, etc.).

Para alcanzar un resultado óptimo puede ser necesaria la utilización de otras terapias complementarias como mesoterapia, LPG Endermology, presoterapia, etc.

La farmacoterapia moderna, siempre bajo el control de médicos cualificados, presenta un apoyo fundamental en los tratamientos de reeducación ponderal.

Recomendaciones

Es recomendable una revisión semanal o quincenal inicialmente.
Si se realizan tratamientos complementarios como la carboxiterapia, intralipoterapia o mesoterapia se recomienda un mínimo de ocho sesiones, una cada semana.

En pacientes con alguna enfermedad coadyuvante que contraindique seguir una dieta, suele existir una opción alternativa indicada a su caso particular.

Deben siempre rechazarse los tratamientos relámpago que pueden causar graves desequilibrios metabólicos.